EL QUE ME AH VISTO A MI, AH VISTO AL PADRE...

PORQUE EL PADRE Y YO SOMOS UNO SOLO...

Soy Amigo de Dios

Siempre pensé tener una relación con Dios. Desde niño fui

inculcado a dar gracias en todo y para todo. Iba a la iglesia

porque mi padre me llevaba y fui creciendo en el evangelio,

pero a través de todo ese tiempo no recuerdo haber tenido o

sentido una experiencia a través del Espíritu Santo.

El día de mi bautismo en las aguas, fue un día maravilloso.

Una experiencia inolvidable; algo hermoso. Sentí una conexión

con el Espíritu Santo por primera vez. Fue un día muy especial

a partir de ese momento puedo decir que comenzó mi relación con el Señor. He sentido su amor,

cuidado y bendición en cada momento de mi vida. Ha habido situaciones difíciles, tropiezos, problemas y decisiones que he tenido que afrentar, pero su mano poderosa ha estado conmigo y nunca me ha dejado. He sentido su presencia a cada momento de mi vida en maneras muy especial.

Esta relación con el Señor me ha dado fuerza y me ha hecho sentir un amor más profundo por mi familia y por mi prójimo. Quiero por siempre gozar, disfrutar y vivir esta relación tan hermosa única y especial con mi Salvador Cristo Jesús.

Vice-President Sociedad de Damas y Caballeros;

Mario Reynoso